Intercambios escolares

Este año por primera vez, nuestro Centro ha sido seleccionado para poder realizar un intercambio escolar con un instituto de enseñanza secundaria francés, el Lycée Michelet, con el que nuestros alumnos han realizado un proyecto ETwinning.

Gracias a esta ayuda, quince alumnos de 4º de ESO han viajado a París acompañados de dos profesoras, Blanca García y Lourdes Alonso, para disfrutar de una estancia de seis días y cinco noches en la capital francesa durante la última semana del mes de mayo.

Los alumnos se han alojado en casas de familias con chicos de su edad, con los que previamente habían entrado en contacto para conocerse antes de la llegada a París. Este ha sido uno de los aspectos más enriquecedores del intercambio, ya que ha supuesto una total inmersión en la vida, el idioma y la cultura francesa.

Nada más que podemos tener palabras de agradecimiento para las familias del instituto Michelet, porque se han volcado en atender a nuestros alumnos con un cariño y una amabilidad extraordinarios.

A lo largo del primer fin de semana, les han servido de cicerones, llevándolos a conocer la ciudad y a vivir toda una serie de experiencias inolvidables (conciertos, restaurantes, espectáculos deportivos, parques de atracciones…). Como agradecimiento, tuvimos ocasión de invitar a las familias y a todos los alumnos franceses y españoles, a un paseo en barco por el Sena, que disfrutamos muchísimo en la mañana del domingo.

También resultó enormemente interesante conocer desde dentro la vida de un instituto francés. El lunes por la mañana nuestros alumnos acudieron a clase con sus compañeros franceses y almorzaron en el comedor escolar, entrando en contacto con la vida académica de un liceo parisino.

El Liceo Michelet a través de su profesora, Claudine Coatanéa, organizó también una excursión de un día en la que el grupo de alumnos franceses y el nuestro de Sevilla viajaron en autobús a la región del Loira para compartir la visita al espectacular Castillo Chambord y a la casa natal del poeta Ronsard.

Y, por supuesto, de telón de fondo de este viaje, estaba la hermosísima ciudad de París, que hemos recorrido infatigablemente.

Entrar en Notre Dame, contemplar las vidrieras de la Sainte Chapelle, subir a la Torre Eiffel, adentrarnos en el increíble Palacio de la Ópera, descubrir el apasionante arte callejero de los barrios de la periferia o degustar la deliciosa gastronomía francesa han sido sólo algunas de las actividades que los alumnos han podido realizar en este viaje.

A la vuelta, ha habido todo tipo de emociones encontradas. Desde las lágrimas en la despedida de las familias francesas, a las risas recordando los maravillosos momentos vividos. Seis días de intercambio que muy probablemente permanezcan en el recuerdo de nuestros alumnos para siempre.

IES Albert Einstein